fbpx

Clientes quejosos y cómo manejarlos de manera efectiva

Inevitablemente te vas a topar con clientes quejosos y  debes saber cómo manejarlos. No importa lo extraordinario sea el servicio que brindes, es IMPORTANTE que recuerdes que no puedes complacer a todos. Ya sea un cliente con muchas expectativas o una persona encantadora que está teniendo un día difícil.

7 tipos de clientes quejosos y cómo manejarlos de manera efectiva

EL SABELOTODO

Entre los clientes quejosos y cómo manejarlos, está la persona que lo sabe todo y no aceptará un no por respuesta. Quieren saber por qué les haces preguntas, qué harás con esa información o con su dinero.

La mejor forma de manejarlos con este tipo de persona es ser cordial. Por ejemplo siempre usa un “por favor” en tus preguntas o respuestas. Esto los hará menos agresivos y más agradables.

EL DENUNCIANTE

Esta persona se queja de todo, ya sea de la situación o de las personas involucradas. Por ejemplo, la página web de tu curso está caída, o el producto le llegó roto. La mejor manera de tratar con estos clientes es dejar en claro que escuchas con atención e interés.

Asegúrate de señalar algo positivo sobre ellos de vez en cuando, para que sepan que te preocupas por ellos y sus problemas.

EL MICROGERENTE

El cliente que quiere hacer las cosas a su manera y no escuchará cuando le digas que no se puede hacer de esta manera.

A menudo dan la impresión de esforzarse demasiado para asegurarse de que todo sea perfecto, lo que puede ser frustrante para todos los involucrados en tu negocio.

Insisten en hacer las cosas a su manera, incluso cuando hay mejores opciones disponibles que harían su trabajo más fácil o más eficiente.

Clientes quejosos y cómo manejarlos: si el microgerente es alguien que no aceptará un no por respuesta, debes encontrar una manera de decirle respetuosamente que no puede hacer lo que está pidiendo y luego hacer darle una solución lógica y sencilla.

EL QUISQUILLOSO

El cliente siempre encuentra fallas en todo lo que dices y haces, sin importar cuán grande o pequeño sea. Criticarán todo, incluso lo más mínimo.

Este tipo de cliente siempre tiene una opinión sobre todo pero no le importa si es correcta o si puede respaldarla.

Aunque no nos guste dejar ir clientes, en ocasiones es necesario. El cliente quisquilloso o quejón suele ser una mezcla de todos los tipos de clientes, y realmente no vas a encontrar una forma de satisfacerlo. Por tu paz, déjalo ir.

LA REINA DEL DRAMA

Este tipo de cliente difícil puede agotar tu energía rápidamente. Son dramáticos y emocionales, y quieren atención en todo momento. Es posible que ni siquiera te des cuenta de lo agotador que son, y puedes atribuirlo a otra cosa. Son un vampiro emocional.

Algunas de estas personas pueden necesitar sólo un oído compasivo para escuchar lo que realmente están diciendo, sé su un vendedor amigo.

LA PERSONA QUE SOLO DICEN SÍ

Este tipo de cliente difícil suele ser fácil de manejar, aunque no lo creas. Estarán de acuerdo contigo, incluso cuando no estén de acuerdo contigo. Por ello se encuentra en la lista de clientes quejosos y cómo manejarlos.

El problema es que cambian muy rápido de opinión, y esto puede ser muy frustrante. Cuando se desvíen llévalos nuevamente al camino que es su mejor opción.

 EL IRRAZONABLE

Este tipo de cliente difícil no es capaz de razonar. Son tercos, no escuchan y la comunicación es muy difícil. Son desafiantes porque son impredecibles.

Sin embargo, si se acerca a ellos desde una perspectiva compasiva, podría ganarse su confianza y ayudarlos a trabajar para lograr una mejor relación comercial.

3 consejos.

Sé cortés y comprensivo

El primer consejo para tratar con un cliente difícil. Si el cliente se queja de algo, tómelo con calma y sea cortés. Lo mejor que puede hacer es decir: estoy aquí para escucharte, y ayudarte.  Estas frases demostrarán que te preocupas por lo que dicen y por sus problemas.

Ser comprensivo siempre es importante. Acepta sus quejas, no reacciones a la defensiva culpándolos por su comportamiento o diciéndoles que no es gran cosa. Escucha atentamente y muestra empatía.

Escuchar con atención y empatía

Esto te ayudará a brindar soluciones a su problema y demostrar que te preocupas por él. También les mostrará que estás escuchando, lo que ayudará a calmar sus nervios. Proporcionar soluciones para su problema.

Brindar soluciones para el problema.

Esto puede ser complicado porque si tienen una queja, es posible que no puedas ayudarlos de inmediato. Si es necesario, puede sugerir que te comuniques con ellos cuando tengas la mejor selección.

 

Artículos relacionados

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.