fbpx

Ejemplo de marca exitosa: el caso de jane austen

Buscando un ejemplo de marca exitosa, es imposible no pensar en Jane Austen, cada cierto tiempo alguna novela es adaptada a película. Jane Austen representa un valor seguro en taquilla y audiencia, porque aun después de tanto tiempo su contenido sigue vigente.

La última adaptación llegó a Netflix y es Persuasión, que estrena en la plataforma de VoD. Esta ha sido material de conversación en blogs de aficionados a la lectura, y por supuesto no ha dejado de ser mencionado en redes sociales.

Aunque ya parece que el lector fanatico odia la adaptación por no respetar el libro, según lo que vieron el trailer y los adelantos publicados. Aun así, cuando ya parece ser un fracaso los mismo lectores están ansiosos por verlas, es que incluso en malas versiones, Jane Austen siempre vende. Es un ejemplo de marca exitosa, porque lleva 200 años muerta.

 

Ejemplo de marca exitosa: el caso de jane austen

Jane Austen se convirtió en una pieza fundamental en la cultura popular en dos fases. En la primera fase, fue la época victoriana, siendo que ya llevaba bastante tiempo muerta, y su sobrino decidió sacar una biografía adaptada a la época. Volvió a ser leída  y sus novelas se posicionaron como libros feel-good y optimistas, tanto que fueron recomendados para los soldados de la I Guerra Mundial para que sobrellevar su situación.

La segunda fase, fue a finales del siglo XX, cuando BBC hizo las primeras adaptaciones y luego Hollywood hizo que se hiciera super popular, una franquicia 100% aprovechable.

La vida de Jane Austen en la cultura popular tiene mucha vida, gracias a su masividad. La investigadora Janine Barchas, menciona que Jane Austen estaba muy presente en las colecciones de novelas baratas de quioscos del Reino Unido del siglo XIX. Ella como marca, era algo muy accesible para la sociedad. Además de ser literatura popular.

La rentabilidad de sus obras

El ejemplo de marca exitosa como lo es Jane Austen, resulta en su posicionamiento en la cultura popular. Su material se aprovecha para todo tanto tesis doctorales como para merchandising a precios super bajos. Y si no es poco, cuenta con una comunidad global, los janeites, que se involucran en actividades relacionadas con la novelitas.

Nos podemos preguntar ¿qué es lo que ha convertido a Jane Austen en una marca tan exitosa? la clave es su propia marca, es tan reconocida porque sus historias evocan amor, final feliz y feel-good, y también sus historias conectan con el público aunque tienen más de 200 años escritas. Como se dice popularmente, han envejecido muy bien.

En 2015 The Wall Street Journal, las continuaciones, y las revisiones en cine y literatura de sus obras ocuparon el puesto de los más vendidos en su momento, pero aun en la postmodernidad siguen funcionando porque son divertidas e íntimas. Se estima que el 2017 ya se han vendido 20 millones de ejemplares en inglés de Orgullo y Prejuicio desde que se publicó por primera vez.

El confort de lo conocido

Tenemos que sumar la comodidad de lo conocido, eso hizo que durante la pandemia en un momento de tanta incertidumbre, los espectadores volvieran a ver una y otra vez series del pasado.

Durante la pandemia, cuando muchas empresas quebraron, las ventas de los libros de Jane Austen crecieron un 20%. Los profesionales explican que  sus libros transmiten resiliencia, y temas como el no tener dinero presente en algunas de sus historias conectaba con sus lectores y preocupaciones.

Al final del día, Jane Austen es una marca que se vincula con una imagen de forma rápida y simple. Al morir en 1817 en Winchester había logrado un cierto reconocimiento, pero seguía siendo la hija soltera de un clérigo que necesitaba la fortuna de su hermano para llevar una vida confortable.

La casa donde murió no era la suya, ninguna casa donde vivió era realmente suya, todas eran de alquiler. En su tumba, se le recuerda como amada hija y no por su trayectoria. Sin embargo, quienes viven actualmente en la casa donde falleció han tenido que poner un cartel de propiedad privada, porque no dejan de recibir fanáticos.

Así es como Jane Austen, escribió una novela hace unos 200 años que en la actualidad sigue leyendo como si se tratará de una tendencia. El perfecto ejemplo de una marca exitosa porque logró conectar con un público victoriano. Pero los gen z no dejan de estar al tanto de las últimas adaptaciones cinematográficas.

Artículos relacionados

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.